miércoles, 10 de junio de 2009

Caballos


Aprovechando que la semana pasada estuvimos unos días en Cedeira, una tarde decidimos ir a merendar a la Capelada. A parte de ser un sitio precioso, está repleto de vacas y caballos en libertad, que no salvajes, que son cosas bien distintas, pero sobre todo, son muy dóciles y te puedes acercar bastante a ellos si lo haces con cuidado. Aquí os muestro algunos dibujos que les hice mientras merendamos.